Pancho, el joven bolero de Tulancingo que le saca brillo a la vida

Comparte
noticias tulancingo detras del Tule Nathali Gonzáles

Tulancingo, Hgo.- Desde su banquillo, Pancho vuelve a dar brillo a los zapatos después de un mes del cierre del emblemático Jardín La Floresta en Tulancingo, debido al incremento de casos de Covid-19.

mejor que el sol de tulancingo noticiastulancingo.com

Su nombre es Guillermo Antonio Francisco, “pero todos me conocen como Pancho, si preguntan por mi nombre a los compañeros no van a saber quién es Guillermo”, expresa alegre.

El bolero de 30 años llega desde temprano al parque, motivado de ver otra vez a sus posibles clientes caminar por la Catedral de Tulancingo, la biblioteca Sor Juana Inés de la Cruz y la estación de radio.

Desde su silla de bolear, Pancho ha sido testigo del duro paso de la vida en el último año, Narra que mientras estuvo acordonado su espacio de trabajo, “pasaba y veía mi lugar, decía, ahorita ahí estuviera”.

Convencer a la gente que sus pasos necesitan brillo

Pancho asegura que a pesar de la pandemia, nunca falta quien busque una boleada. Hombres y mujeres van y vienen frente a él, y debe convencerlos que sus pasos necesitan brillo.

Que un zapato dice mucho de ti, eso es verdad, sostiene el joven aseador de zapatos, quien tiene la noble labor de hacer la diferencia entre un calzado limpio y un calzado ilustrado.

“Sí han venido clientes, independientemente de la economía creo que una boleada es indispensable para la gente que se va a trabajar”, señaló en entrevista a noticiastulancingo.com

“Aquí no puedes estar callado, tienes que llamarle a la gente. No solo es estar esperando a la gente. Se va a bolear joven, pásele jefe, a veces de broma digo ya parecen albañil, la mayoría de veces sí los convencemos”.

“Bola” a domicilio, venta de cubrebocas y caretas

Pancho, el joven bolero de Tulancingo que le saca brillo a la vida detras del tule noticias tulancingo

Luego de tres meses y medio que el Jardín La Floresta permaneció cerrado el año pasado y durante enero de 2021 debido a la pandemia, Pancho se reinventó y agregó un giro para subsistir.

“El año pasado tuve que vender cubrebocas, ahorita en el mes (enero) que volvieron a cerrar el parque vendí caretas, porque es hacerle la lucha como se pueda”, mencionó Pancho.

En la venta de caretas dice “me fue bien, hay que sacar dinero de lo que sea, menos de robar, trabajando, echándoles ganas, por eso dicen el que tiene más saliva come más pinole”.

Pancho también ofreció el servicio de lustrar zapatos hasta los domicilios de sus clientes. Llegaba afuera de la puerta del cliente con su cajón, gel antibacterial, guantes, cubrebocas, tintas y cepillos.

Promueve su brillo en las redes sociales

“Oye, tu eres el Pancho, te vi en las redes sociales”, le dicen los clientes a Pancho, quien ofrece su servicio como aseador de calzado en Tulancingo, por medio de su cuenta de Facebook Pancho Bolero.

“Los clientes cuando ven la foto no creen el antes y después de cómo quedan los zapatos, quiero ver si es cierto o le pones Photoshop me dicen, yo les digo que vengan a comprobar”.

Le apasiona su oficio

Pancho, el joven bolero de Tulancingo que le saca brillo a la vida detras del tule noticias tulancingo

Pancho se esmera en sacar brillo a cada detalle del calzado, “es como les digo a mis clientes, me gusta mi trabajo, no le llamo trabajo porque me gusta lo que hago, me gusta bastante, y todo debe hacerse bien para que los clientes regresen”.

Recuerda que se inició en este oficio a los 10 años de edad trabajando en el Jardín la Floresta con sus tíos. Su modesta actividad le ha dado lo necesario para vivir y sacar adelante a sus dos hijos, sin lujos como expresa él, pero dignamente.

“Tengo la secundaria, pero quién dijo que para ser alguien en la vida tienes que ir a la escuela o tener una cerrera”, cuestiona Pancho, quien ya es un personaje del paisaje urbano de Tulancingo.

Sube precio de materiales para lustrar calzado

Pancho, el joven bolero de Tulancingo que le saca brillo a la vida detras del tule noticias tulancingo

El aseador de zapatos indicó que el precio por la boleada es de 15 pesos, y la bota 30, y que se ha mantenido el costo a pesar del incremento en el costo de varios de los materiales.

“El costo de material como crema y brillo ha subido un 30 por ciento. La tinta la comprábamos a 45 pesos el litro, ahora la estoy comprando a 55 pesos, el brillo subió 5 pesos”, señaló Pancho.

Covid modificó la silla de bolear

El aseador de calzado conversa que la recuperación económica es poco a poco. Al medio día Pancho ha tenido ocho clientes.

“Vamos sacando para la comida, nos dieron oportunidad de trabajar hasta las 4 de la tarde”, comenta a una clienta.

Con un día de trabajo, el bolero expresa estar contento pero no relaja las medidas sanitarias. “Honestamente, sí me da pendiente contagiarme de Covid, pero trato de usar los guantes, y de lavarme las manos seguido después de bolear”.

Además de su radio, ahora tiene colgado un gel antibacterial para los clientes, y hule en los costados de la silla de bolear, que estuvo semanas guardada en un estacionamiento del centro.

“Recuerdo que el año pasado, un cliente que tenía de años, se incomodó por el hule que adaptamos frente a la silla para evitar contacto con el cliente, yo le dije el hule estaba limpio, pero al final no quiso que le boleara sus zapatos”.

Hay que echarle ganas a la vida

Pancho, el joven bolero de Tulancingo que le saca brillo a la vida detras del tule noticias tulancingo

Pancho termina la plática con singular alegría por regresar a su trabajo en el parque, “que le echen ganas a la vida, Dios aprieta pero no ahorca, debemos cuidarnos y tener en cuenta que el virus aún no termina”.

Comparte

One thought on “Pancho, el joven bolero de Tulancingo que le saca brillo a la vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *